Experimentos en el hombre (Diccionario de Teología Moral)

1. Noción. Bajo este nombre comprendemos actos como: operaciones quirúrgicas, inyecciones, administraciones de medicinas y cosas similares, p. ej., alimentos deconocidos en sus efectos; actos realizados no porque son medios útiles y más ciertos para el bienestar de la persona, sino porque queremos aumentar nuestro conocimiento y experiencia y especialmente la ciencia y el arte…

Sexualidad (Diccionario de Teología Moral)

1. Generalidades. Es la disposición a considerar como sola o prevalente felicidad la satisfacción sexual y en el plano ético constituye el núcleo principal del sensualismo: teoría filosófica que hedonísticamente considera el placer de los sentidos como el fin máximo de toda acción. La sexualidad suele concretarse en una suerte de aberraciones del instinto sexual,…

Estado e Iglesia (Diccionario de Teología Dogmática)

Estado e Iglesia: El concepto de Estado es muy complejo y el término no ha sido siempre usado en el mismo sentido: algunos entienden con él más bien la autoridad, el poder, el gobierno; otros designan con esta voz el organismo social, la nación. Se puede decir que el Estado consta de la autoridad como…

Obsceno (Diccionario de Teología Moral)

  1. Noción: Se define obsceno el «nudus allectans», esto es, un desnudo al cual va unido una atracción al mal activo, y al menos implícitamente intencional en la mente del que obra o en la obra misma. El peligro verdadero no está en la desnudez simplemente representada. La desnudez es una ofensa al pudor…

Infieles (Diccionario de Teología Dogmática)

Infieles: Según el sentido obvio de la palabra, infiel es el que no tiene fe (en sentido moral es quien no cumple sus promesas, sus obligaciones, sus deberes). La fe, entendida teológicamente como adhesión del entendimiento a las verdades reveladas por Dios, puede faltar por culpa del individuo o sin culpa suya. Distínguese, pues: a)…

Dolor (Diccionario de Teología Dogmática)

Dolor: Como ocurre con las cosas más conocidas y sencillas, no se puede definir adecuadamente. El dolor se puede caracterizar por oposición al goce y al placer. Sto. Tomás sugiere un concepto profundo del placer haciéndolo derivar como de su causa propia, de la actividad perfecta del ser. El dolor, pues, depende de un desorden…