¿Quiénes somos?

 

 

marco

Somos católicos, con la única intención de dar a conocer la sana doctrina y en la medida de nuestras fuerzas cooperar para la Restauración del Reinado Social de Nuestro Señor Jesucristo.  O lo que es lo mismo y con palabras de mosén Félix Sardá y Salvany: Intransigentes con el Deber, Intolerantes con la Verdad y Católicos con el Papa.

Como católicos somos conscientes de la grave crisis que afecta a la Iglesia desde el Concilio Vaticano II, cuyas doctrinas y reformas se oponen radicalmente al Magisterio de la Iglesia. Nos referimos con ello al ecumenismo, a la libertad religiosa, al diálogo interreligioso, a la colegialidad episcopal… Enseñanzas erróneas que penetraron en lo más sagrado de nuestra Religión, profanando la Santa Misa y el resto de los sacramentos y volviendo nocivas las nuevas leyes, los nuevos documentos, la nueva praxis, etc. Es de este modo que tales reformas no pueden provenir de la Iglesia Católica ni de un verdadero y legítimo Sucesor de  San Pedro, iluminado por la infalibilidad.

Así pues siendo estas reformas nocivas para nuestras almas y que al mismo tiempo no podemos desobedecer a la verdadera y legítima Autoridad de la Iglesia, nos adherimos a la Tesis de Cassiciacum, con tal de facilitar una explicación acorde con los principios tomistas y con la legislación eclesiástica a esta crisis sin precedentes. Expuesta ésta por mons. Guérard des Lauriers  y “según la cual Pablo VI y sus sucesores, aunque fueron canónicamente elegidos, no poseen autoridad pontifical. En términos escolásticos, según la distinción ya enseñada por el gran comentador de Santo Tomás en los siglos XV y XVI, el Cardenal Cayetano, y retomada por San Roberto Belarmino, esos son “papas” materialiter, mas no formaliter, ya que no actuando en bien de la Iglesia y enseñando el error y la herejía, no pueden de ningún modo, si no se retractan primero de sus propios errores, recibir de Cristo la autoridad para gobernar, enseñar y santificar la Iglesia.” (Extracto de Sodalitium)

En este sentido es cómo debe interpretarse el lema que preside nuestra labor. Y nos referimos con ello a las palabras “católicos con el Papa”. Con el Papa sí, pero no con aquél que materialmente ocupa la Sede de Pedro, véase desde Pablo VI hasta hoy.

Somos también españoles, orgullosos de nuestra Historia y de nuestra Tradición y por ello también desde aquí defendemos a España y la Hispanidad.

Encomendamos nuestro trabajo y nuestras intenciones a María Auxiliadora y Ella que es Auxilio de la Iglesia y de los cristianos guíe nuestro combate contra el Enemigo y nos haga salir victoriosos de la batalla.