La Encíclica que condenó el Modernismo (I)

Introducción. «El antiguo párroco de pueblo, con su fácil negligencia víctima de engaños jesuíticos, manifestó desde el principio la firme voluntad de aplastar a cualquier sacerdote culpable de querer el progreso de la espiritualidad del catolicismo.» (1) «… Ha abierto la era de las discordias atroces entre nosotros y ha dejado que todos los lansquenetes…