Oración a San Ignacio de Loyola, Fundador de la Compañía de Jesús

IHS

A. M. D. G.

img6348300810308814823099.jpg

Oración a S. Ignacio de Loyola, Fundador de la Compañía de Jesús:

Oh Dios, que para la propagación de la mayor gloria de tu nombre, reforzaste con un nuevo ejército a la Iglesia militante por medio del bienaventurado Ignacio, concédenos que con su auxilio, y a imitación suya, combatiendo en la tierra, merezcamos ser coronados en el cielo. Por Cristo Señor nuestro. Amén.

Oferta del Santo:

Tomad, Señor, y recibid toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad, todo mi haber y mi poseer; Vos me lo distéis, a Vos Señor lo torno, todo es vuestro, disponed a toda vuestra voluntad. Dadme vuestro amor y gracia, que esto me basta.

Oración propagada por él mismo:

Alma de Cristo, santifícame.

Cuerpo de Cristo, sálvame.

Sangre de Cristo, embriágame.

Agua del costado de Cristo, lávame.

Pasión de Cristo, confórtame.

¡Oh buen Jesús! Óyeme.

Dentro de tus llagas, escóndeme.

No permitas que me separe de Ti.

Del maligno enemigo, defiéndeme.

En la hora de mi muerte, llámame.

Y mándame ir a Ti, para que con tus santos te alabe por los siglos de los siglos. Amén.

*Hay concedidos 300 días de indulgencia por cada vez. Indulgencia de siete años para los que la recen después de comulgar. Indulgencia plenaria una vez cada mes para los que la hubieren rezado todos los días del mismo bajo las condiciones ordinarias. (Aplicables a las almas del Purgatorio).