Oración por España (Devocionario)

b2bc900224bdf4c6f44fcd1625a5304b6422940595670823114.jpg

¡Oh, María Inmaculada, amada Patrona de España! Velad por España, nación Mariana por excelencia; rogad por España; salvad a España, que cuanto más culpable, mayor necesidad tiene de vuestra poderosa intercesión. Una súplica a vuestro Divino Hijo Jesús, que reposa en vuestros virginales brazos, y España será salvada.

Recordadle, Señora, que es la España del Templo Expiatorio del Tibidabo; la del Cerro de los Ángeles, en que prometió reinar; la España de aquel inolvidable Congreso Eucarístico, en donde reposa el cuerpo del Apóstol Santiago, su evangelizador. Esta España no puede perecer, ni Vos, Señora, dejar de defenderla.

Oh Jesús, Corazón divino, oculto en el Santísimo Sacramento; tan amado por los españoles, por María su patrona, salvad a España! Porque extendió tu nombre y el reinado de la Cruz por todo el mundo, que vea palpablemente tu soberana protección, y porque confía en Aquella que aplastó la cabeza del infernal dragón, que sean desbaratados sus perversos planes.

Para merecerlo, Jesús querido, y alejar tus castigos, que la mujer española obedezca de una vez los mandatos de la Santa Iglesia cristianizando la familia, las modas y las costumbres, paganizadas hoy, y convenciéndose de que al no hacerlo expone su salvación eterna y se hace cómplice de la perdición de otras almas.

¡Oh Jesús Sacramentado! ¡Oh María Inmaculada! Velad, velad por ella; salvad a esta España tan vuestra de cuantos peligros puedan amenazar a su fe y la paz y tranquilidad del orden.

El Excmo. Sr. Nuncio de su Santidad, concedió cien días de indulgencias a los fieles de todas las diócesis de España por cada vez que rezaren esta Oración por España. El Ilmo. Sr. Obispo de Madrid-Alcalá se ha dignado conceder cincuenta días de indulgencia.

¡Sagrado Corazón en vos confío! (300 días de indulgencia)